Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Soluciones Sencillas, Problemas Complejos

Imagen
Hace meses elaboré un escrito con éste mismo título, y desde entonces esa frase se convirtió en una de mis favoritas, ya que veo cómo día tras día surgen nuevos trastornos, nuevas patologías, sin embargo la solución a las mismas puede ser sumamente sencilla.
Muchos de los trastornos y condiciones emocionales que padecemos hoy en día son autoinducidos. Nuestro estilo de vida, prioridades, deseo de surgir, todo ello nos ha llevado, sin darnos cuenta, a olvidarnos de cosas tan básicas como lo son la comunicación, la practica de valores,  el relajarnos, vivir con sencillez, meditar; todas actividades que promueven la salud mental y la armoniosa convivencia entre unos y otros. En lo que respecta a nuestros hijos, vemos que cada día aumentan los problemas de atención y conducta dentro de las aulas.  La falta de sometimiento a la autoridad es común entre los niños y adolescentes, llevando a los maestros a frustrarse cada vez mas y tener que dedicar su tiempo, más que a transmitir conocimiento…

DAR ESPACIO

Imagen
Soy madre de dos adolescentes varones y hasta hace poco aprendí a reconocer la importancia de dar espacio a mis hijos, como parte crucial de su  proceso de crecimiento.
Por años fui quien dio las órdenes, marcó la ruta, mi criterio y opinión era lo que prevalecía, y de ellos se esperaba sólo que obedecieran pasivamente.  En algunos casos habían conflictos,  y dicho sometimiento no ocurría tan fácilmente, pero al final era yo quien tenia la última palabra.  Sin embargo, estoy aprendiendo a reconocer que si mi labor como madre la he desempeñado con esmero, esfuerzo, inculcado principios y valores, no solo en teoría sino también con el ejemplo, la única manera de empezar a ver los frutos de esa siembra, es dando a mis hijos espacio. Espacio para pensar, analizar y decidir de forma independiente, inclusive en mi presencia. Darles la oportunidad de aplicar su propio criterio y aunque el resultado final no sea de mi completo agrado, saber respetarlo y no juzgarlo.
Dar espacio a nuestros hij…