JUGUETES PARA NAVIDAD... UNA BUENA INVERSIÓN?


Llegó la época del año en la que los hogares se ven inundados de comerciales anunciando todo tipo de juguetes para nuestros hijos.  Ellos a su vez, se ven expuestos a una gran variedad de opciones que hasta los confunde.  Como padres queremos complacer sus gustos, pero es todo juguete que nos piden apropiado para ellos? Habrán algunos que les beneficien mas que otros? Cómo elegir entre tanta variedad?

Es recomendable que a la hora de elegir entre las alternativas de juguetes y/o juegos que nuestros hijos nos piden, tengamos presente lo siguiente:

- Nuestros hijos aprenden mejor a través del juego: Un juego puede representar una inversión en el desarrollo mental, psicológico y social de nuestros hijos. A través de esta actividad ellos desarrollan , en palabras del psicólogo ruso Lev Vygostsky, funciones mentales superiores, es decir la capacidad de de autorregularse, prestar atención, fortalecer su capacidad de memoria, pensamiento lógico, organización mental y toma de decisiones. 

- Hay juegos que ejercitan la memoria y la atención, tales como los juegos de barajas y de mesa.  Juegos en los que tengan que seguir algún tipo de secuencia de sonidos o imágenes, tal como el clasico Simon y Memoria, en el que deben formar pares iguales.

- Juegos de mesa que requieran de estrategia; que impliquen el observar cautelosamente la movida del contrincante y pensar en la suya.

-Juegos que requieran de la participación de otros; estos ayudan a desarrollar la habilidad para resolver conflictos, esperar turnos, tolerancia, trabajo en equipo. 

-Juegos de armar como rompecabezas, y de reproducir modelos ayudan a desarrollar la orientación espacial, la cual es requerida para copiar, fortalecer la atención, desarrollar tolerancia y trabajo orientado a una meta específica. 

-Juegos de pensamiento, promueven el análisis y solución de problemas.  Usualmente son juegos para jugar solo y promueven el desafió y la motivación intrínseca.

-Juegos con final abierto, o sea juegos que permitan la libre expresión o imaginación, por ejemplo los Legos, que son para armar.  Todos aquellos que estimulen al  niño a crear, a inventar son recomendables para estimular la creatividad.


Estos son tan sólo algunos ejemplos que demuestran que los juegos si representan un buena inversión, siempre y cuando sepamos elegir los más adecuados.  Y en cuanto a los videojuegos, es recomendable que los padres revisemos con detenimiento en qué consiste el mismo y evaluemos si contribuye o no a desarrollar alguna destreza.  Sin embargo es bueno tener en cuenta que particularmente recomiendo un juego real en lugar de uno virtual, en especial para los niños menores de 11 años.

Así que, a partir de ahora, a pensar antes de comprar!

Comentarios

Entradas populares de este blog

JUGANDO Y EJERCITANDO EL CEREBRO

MI HIJO NO QUIERE TRABAJAR EN CLASE...Qué hago?

EL RETO DE SER PADRES DE ADOLESCENTES... algunos consejos.